miércoles, 2 de noviembre de 2011

7 cosas que adoro de twitter (y 7 cosas que odio)


1. Mi madre no está en twitter.
2. Elijo a quién oír y solo oigo lo que quiero.
3. Persigo a gente que me parece fascinante sin que me tomen por una groupie y sin dar la cara.
4. Me mantengo a distancia de seguridad de mis seguidores, esa distancia que me permite parecer taaaan fascinante.
5. Aprendo. Me distraigo. Me chuleo. Me expongo a que me den capones. Me los dan... En definitiva, vuelvo al colegio.
6. Ya nunca estaré sola.
7. Citando a Hannah Montana (soy super afterpop yo): twitter... you make me love you.

Estas son las siete cosas que me gustan de twitter. Y estas mismas son las siete cosas que odio de twitter.
Si tuviera tiempo, si no tuviera una horda de editoras persiguiéndome, desarrollaría estos puntos. Pero me tengo que ir a trabajar.
Ah, en twitter soy @granduquesa. Pero no me busquen ahí. Estoy trabajando.

En la imagen, de Sofía Moro: twitter. O sea, una mujer (dos en realidad, la Muchacha vestida de negro de Derain, y la vigilanta) presencian la Conversación de Matisse sin decidirse (aún) a participar. Un segundo después, la vigilanta la retwiteó.

2 comentarios:

María dijo...

Al final, con esto de Twitter y nuestra doble vida 2.0, habrá que hacer una revisión del tema del "doble" en la literatura... Solo con decirte que al ver la foto del post me ha venido a la mente El otro, de Borges... : "El hecho ocurrió el mes de febrero de 1969, al norte de Boston, en Cambridge. No lo escribí inmediatamente porque mi primer propósito fue olvidarlo..."

La Oro dijo...

¡Ostras, María! ¡Borges en twitter (con pseudónimos, claro)! ¿Te imaginas?