domingo, 30 de noviembre de 2014

Winner!


El día que hice cima en el Himalaya (lo pongo así porque parece que la cima fuera la del Everest), llegué exultante a la base. Aquella noche lo celebramos por todo lo alto y me coroné como Dancing Queen nepalí, cosa que tiene su mérito, teniendo en cuenta que el baile nepalí se hace en cuclillas y que una sube y baja montañas con las mismas piernas con que baila. Pero es que estaba tan feliz... No vean qué subidón colectivo fue aquello.
El subidón de hoy me da pena no poder rematarlo con al menos un bailecito del Just Dance 2015 que me acaban de regalar, pero es que esto del Nanowrimo me ha dejado exhausta y, lo que es peor, con un montón de deudas que me dispongo a saldar ahora mismo. Ni siquiera podré ir a la fiesta que han preparado en la Cubit el día 4 de diciembre porque ese día -les informo por si es de su interés, que lo será si viven en Zaragoza- todos podemos ir a poner cara a la investigación en este acto de la aecc que no se deberían perder.
Pero en fin, no quería dejar de presumir aquí de haberlo conseguido: este mes de noviembre he escrito una novela de 50.048 palabras. Actualmente es una mierda, para serles franca. Pero no saben qué fe tengo en la transformación por el trabajo, y en las correcciones. Dice Pilar Eyre que le dijo Ana María Matute: "Escribe rápido y corrige lento", lo que convierte a la Matute en una wrima avant la lettre. Eso haré, cuando pase un tiempo. Esperaré a que esta mierda se seque, a que se convierta en adobe, y corregiré lentamente. Además, uno de mis edificios favoritos es la Gran Mezquita de Djenné. Y permítanme que les recuerde que hay mierdas que pueden salvarle a uno la vida. (Prometo solemnemente no volver a usar palabras malsonantes en las próximas diez entradas.)

Vaya desde aquí un agradecimiento muy especial a todos los wrimos que me acompañaron en esto y me empujaron hasta la meta. ¡No podría haber hecho esta mierda sin vosotros! ¡Fue fantástico hacerla juntos!

Juego de agudeza visual: a tenor de las estadísticas de palabras, adivinen qué día se fue mi hijo de viaje, lejos de su mamá.

3 comentarios:

Sabela González dijo...

Enhorabuena!

Mara Oliver dijo...

Felicidades!!!!
ahora a descansar para darle duro a esa historia y dejarla "de premio" ;) (no hay dos sin tres, La Oro is on fire!!!)
un abrazo!!!

La Oro dijo...

¡Gracias, gracias!
(Mara, ¡enhorabuena por tu exitazo en el Congreso RNR!)