miércoles, 25 de enero de 2012

Los lamentos de una castañuela

Soy un violonchelo digievolucionado a castañuela. Cuando tenía tres años (mis padres siempre lo cuentan), me encontraron llorando y me preguntaron qué me pasaba. "Es que quiero ser feliz y no puedo", les respondí. Así era yo. Ya lo he contado alguna vez (qué pronto empiezo a repetirme).
Me esfuerzo mucho en ser feliz, porque lo fácil es estar triste. Aun así, a veces me supera la melancólica-intensa que hubo en mí y me entrego a la autoflagelación. Ayer sin ir más lejos. Llevaba tres días atascada con la columna del domingo que viene, y con un montón de encargos pendientes de hacer.  Me gustaba el principio de la columna, pero el final... El final no era honesto. Yo sabía que iba a gustar, pero no era honesto. La cambié por completo. Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete veces.
"No sirvo. No me sale. ¿Para qué escribo? ¿Por qué? ¿Qué necesidad tengo de exponerme? Dejo de publicar. Solo escribo para mí. Cierro el blog. Me encierro en mi casa y escribo sobre lo que escriben los demás: ejercicios de comprensión lectora". Todo eso, y mucho más, me dije.
Pero entonces, a última hora de la noche, di con lo que quería decir, de verdad, en la columna. Y hoy mi novela Pomelo y limón ha sido elegida por El Tiramilla como segundo mejor libro juvenil de todos los publicados en el 2011. Lo difícil hoy sería estar triste.
Uf, qué entrada más ombliguista. Ya perdonarán. Pero al fin y al cabo, este es mi blog.
Ah, y no hace falta que me hagan la pelota en los comentarios. Lo digo de verdad
En la imagen: yo, en modo castañuela, recogiendo el premio de El Tiramilla. En el bolsito llevo el móvil, las llaves de casa, 20 euros, un crack de Invizimals, un kleenex y mi pintalabios bonheur.

13 comentarios:

Mara Oliver dijo...

jejeje, aunque "no le vaya la vida en ello",
CLAP CLAP CLAP CLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAPCLAP
jejeje, :D olé :)

La Oro dijo...

¡Y lo hiciste ciertamente "sin tardanza"! Tú sí que sabes, Mara...
Graaaacias. :)

Mai dijo...

Y yo le pregunto, si usted deja de escribir... ¿qué diablos hago yo con el agujerito que dejaría en mi corazón?

Mai dijo...

La arriba firmante soy yo... con un lapsus de correo jejeje

Rebeka dijo...

Has de escribir porque no serías la misma sin escribir. Y has de seguir publicando porque el mundo no sería igual sin tus letras.

Y si escribes y no publicas, ni siquiera en un blog, te estarías perdiendo lo que eres cuando lo haces. Estarías dejando de lado una parte de ti.

Enhorabuena por estar en segunda posición, ya queda menos para la primera ;-)

Un abrazo!!

Laura Catalán dijo...

No creo que dejes de escribir, se te ve bastante adicta al asunto, pero por si acaso: no lo dejes (por favor).

Anónimo dijo...

Todos tenemos nuestros días rojos .Sigue escribiendo y publicando o tendremos que sufrir los domingos con alguna lectura sin mucho sentido....

Monsieur de R. dijo...

Estimada gran duquesa, ahora que me he lanzado no os retiréis, os lo ruego. Que al menos sirva todo esto como medio de comunicación!
Todo es ombliguismo, unos más descarados que otros, pero de qué vamos a escribir, hablar, reír o llorar sino es de nosotros mismos…
En cuanto al premio, veo en la foto que se parece sospechosamente al óscar (aconsejadles a los de El Tiramilla que cambien el diseño); a vos os veo más rubia que la última vez (y menos Romanov), pero hace ya tanto que no estoy seguro de reconoceros.

Lamardestrellas dijo...

Yo es que no me creo que vayas a dejar de escribir, perdóname. Y sí, te veo más como castañuela que como violonchelo. Al menos en mi recuerdo siempre luces una sonrisa enorme y dos rayitas oblicuas que ocultan tus ojos. Enhorabuena de corazón.

Begoña R. dijo...

¡Qué alegría saber lo de tu nuevo premio! ¡FELICIDADES! Una persona que trabaja tanto y tan bien como tú se merece cada premio que obtenga (¿se nota demasiado el peloteo? :D :D)

Gracias por seguir escribiendo y compartiendo lo que te importa... (momento "ñoño", ¡ja, ja, ja!)

Un abrazo bien fuerte.

Juan Royo dijo...

saludicos! tengo que hablar contigo!! te llamo!! beso!

Club de lectura dijo...

Felicidades por el premio. Aunque me temo que tu no eres la de la foto, eres mucho mas guapa.
Elena

La Oro dijo...

Mai, Rebeka, como siempre... ¡muchísimas gracias!
Laura, Lamardestrellas, me habéis pillado. No dejaré de escribir. ¡Pero juro que esos días pensé en dejar de publicar.
Anónimo, ¡qué bien un lector/a de columnas por estos lares! Gracias.
Monsieur de R., comunicarme con vos es un noble motivo para no cerrar este blog, y ya sabe que a mí la nobleza me pierde.
¡Begoña, gracias por entrar y por el peloteo! Abrazos y recuerdos a La Concha.
Juan... A mi vuelta, el café.
Laura, tú sí que sabes hacer la pelota. Más guapa, no, pero más viva, sí.