martes, 13 de enero de 2015

O silencio o martirio / Je suis (encore) Charlie

En Francia -qué envidia-, hay un periódico para niños, Le Petit Quotidien. Ahí les dejo, traducido, el cómic del número del 9 de enero, porque esto también es LIJ, que es algo de lo que de vez en cuando se habla en este blog.

No sé qué es peor, la censura ajena o la autocensura. Para la libertad, digo. Para la salud, para el dinero y para el de los antivalores pestilentes, parece ser que lo mejor es la autocensura. Para el amor (también propio), la censura ajena.
Se puede elegir, ¡claro que se puede elegir! O silencio o martirio.
Para que luego digan que la libertad está amenazada.