miércoles, 24 de diciembre de 2014

Podríamos coger el ferry a Staten Island

¡El cochinillo en el horno y yo sin felicitarles! Déjenme que lo haga con una recomendación que me ha salido al paso, y es tan sencilla, tan bonita, que para qué voy a inventarme yo una peor. Es la recomendación de Rolande, la mujer de la foto. Tiene 80 años. Tiene distrofia multisistémica desde los 40. Vive en Nueva York. Y esto, que traduzco y reproduzco con permiso, es lo que escribe Rolande a un amigo:
"Me caí en casa cinco o seis veces. Fui a mi médica. Miraron mi escáner y una resonancia del cerebro. Y ¡NO TIENE BUENA PINTA! ¡LA ENFERMEDAD ME ESTÁ ATACANDO! (...) Pero, buenas noticias: la enfermedad no está atacando la materia gris del cerebro. Solo la materia blanca. Mi capacidad de razonar, recordar, hablar, calcular... sigue PERFECTA. ¡¡MI MEMORIA ESTÁ PERFECTA!!
Estoy deseando volver a verte. Podríamos coger el ferry a Staten Island y pasar el día en el agua. Podrías hacer bonitas fotos de Nueva York, los barcos, el paisaje... Qué romántico.. Y el ferry... El viaje es gratis. Contigo sería una bonita tarde en el río ¡¡y sin gastar un centavo!! Venga, hagámoslo... Vamos a crear bonitos recuerdos..."
Aquí, en esta Zaragoza más mía que nunca desde que tengo un plan de fuga para abandonarla, no podemos coger un ferry a Staten Island, pero podemos ir a ver atardecer al Parque del Canal o pasear por la Arboleda de Macanaz, o, por un euro, bajar otra vez por el tobogán de la plaza del Pilar. Hagámoslo. Vamos a llenar un año entero de lo que serán bonitos recuerdos. Somos memoria. Feliz Navidad. Feliz Año Nuevo.

Fotografía: Fernando Sancho

1 comentario:

Anna Gallagher dijo...

Espero que hayas tenido (y que acabes de tener) un bonito día. ¡Feliz Navidad, Oro! :)