jueves, 18 de diciembre de 2014

Carta de un fabricante de sopa a Mafalda

Estimada doña Mafalda:
Soy Pepe García, marketing manager de SOPAS BTF-TTP (Bird That Flies - To The Pot). Me dirijo a usted en calidad de influencer. Sabemos que llega usted a un amplio target de clientes al que tememos transmita su recalcitrante sopofobia. Estamos convencidos de que si llama “asquerosidad inmunda” a la sopa, es porque aún no ha probado nuestros productos. Pero al mismo tiempo, somos también conscientes de que es usted una pequeña mujer incorruptible, y que sería capaz de acusarnos de intento de soborno si le enviáramos algún obsequio. Sabemos que tenemos esa batalla lost.
Por eso, permita que nos centremos en su hermano pequeño Guille, gran amante de la sopa con el que aspiramos a mantener una relación de engagement. En este sobre adjuntamos una muestra de nuestra última variedad de sopa minestrone. Expertos en branding nos han sugerido que le pongamos de nombre “Zopita” o “¡MÁZ ZOPITA!” o incluso “¡ZO-ZO-PITA!” en homenaje a esa tira donde su hermano reclamaba sopa ante su disgustada mirada.

Nos gustaría contar con la colaboración de little Guille para el spot publicitario que tenemos pensado grabar. A usted ya sabemos que no podemos pedirle nothing.
Únicamente le pedimos que piense. A usted que le gusta tanto pensar, piense que somos empresarios que damos trabajo a gente, que tenemos muchas bocas que alimentar. Piense también en Andy Warhol, piense en las latas de sopa Campbell que pintó. Piense en la Sopa Bella a la que se canta en Alicia en el País de las Maravillas. Piense que el arte, la cultura, lo sublime… no tiene por qué estar reñido con la sopa. Piense.

[Dado el gran número de tecnicismos que contiene esta carta, hemos pedido a Manolito, amigo de Mafalda y futuro empresario, que nos cuente lo que dice en cristiano, cosa que ha hecho gustosamente a cambio, claro, de una elevada suma de dinero. He aquí su traducción:]
Mafalda, que dejes de decir que no te gusta la sopa, leñe, que luego los niños te imitan y nos llevas a la ruina caracolera. Menos mal que tu hermano Guille en eso no ha salido a ti.
Adiós, muy buenas. 
En la imagen de arriba, marketing manager
En la de abajo, Manolito. 
Esta carta pertenece al archivo secreto que vio la luz el 18/12/2014 en Heraldo de Aragón.