viernes, 7 de junio de 2013

Último aviso

Les garantizo que tres de las personas que posan en esta foto ante la verja de Capitanía, estarán mañana a las seis de la tarde allí mismo, repartiendo croquetas. Son Lozano, David Lozano; Ana Alcolea (mujer a la derecha del hombre); y servidora (tigresa a la izquierda del hombre). Ha pasado un año exacto desde esa foto y la mujer de la derecha luce aún más estupenda, quizá porque ya no corrige exámenes, y la de la izquierda se ha cortado el pelo y se ha resignado a sus rizos. El de en medio sigue siendo genio y figura...
Esta vez no iremos en plan Bond, como lucíamos a la salida de una mesa redonda sobre literatura para chicos o/y chicas (no tenemos perdón). Esta vez (lo hacemos todo al revés) los tres nos pondremos delantal. David Lozano sugería que vistiéramos solo eso y Ana, siempre tan refinada, se puso a hablarnos de los escuetos delantales que se gastaban en el balneario Gellert antes de la caída del muro. No sé qué haremos al final. Bueno, sí, pasar un buen rato. A poder ser, en su compañía.
Les espero.

Sábado 8 de junio, 18 h, patio de Capitanía (plaza Aragón, 9), Zaragoza. Presentación de Croquetas y wasaps.
Junto al trío Calaveras, en la foto: a la izquierda del todo, Nerea Marco. Asomando por detrás de David, María Frisa. A la derecha, Aby.

7 comentarios:

Carmen Calvo dijo...

Ainsss, no hay manera, Begoña!
Siento mucho decirte que no podré estar en la presentación en Capitanía.... Mis hijos tienen que enfrentarse a un público y demostrar que maravillosos músicos son (al menos, así lo parecen a ojos de su madre) justo a la misma hora de tu evento. Como comprenderás, mi corazoncito de mami gana. Otra vez será!
Decirte que regalé a mi hija de 13 años y medio tus "Croquetas" y se las merendó en menos que tardo yo en hacerlas. Le gustaron mucho, aunque un pelín "dulces" para su gusto ("pastelona", según sus palabras) No sé si con eso me quiere demostrar que su adolescencia no es de esas "enamoradizas"...
Con cariño,
Carmen.

Sam Fisher dijo...

Original la presentación. Admiración inevitable.
Un saludo siempre.

Begoña R. dijo...

Suscribo la opinión y la admiración de Sam: una presentación deliciosa con el aroma a croquetas exquisitas que se percibía nada más entrar en Capitanía.

Gracias por un reencuentro inolvidable.

Abrazos.

Aby Piña dijo...

¡Begoña!

He escuchado mucho sobre tus libros Pomelo y limón, y Croquetas y wasaps. Me encantaría leerlos pero aún no los traen a México. Por favor ayúdame a lograr que lleguen a mis manos.
Saludos,
Aby P.

¡¡ Ani !! dijo...

Hola...
Llevo unos días pensando ¿por qué no tendrá tuiter esta mujer? o mejor dicho: ¿por qué no la he encontrado?
Es que compré croquetas y wasaps el otro día, dando una vuelta por el corte inglés. Me llamó la atención el título, aunque la portada no tanto (debería tener más verde fosfo captaatenciones) y lo abrí y leí el prólogo y las primeras frases del primer capitulo, lo cerré y me dije: ¡menos mal que esto no es una subasta y que puedo llevarmelo ya!
Y es que me ha cautivado desde el minuto uno...y necesitaba decírtelo, era como una cosa tipo: "Ya, va, le mandaría un wasap pero no sé a donde".
Así que, acabo de cerrarlo, después de 229 páginas, y he entrado en google y ya sabía yo que no me defraudaría. He llegado a este blog, y por fin puedo decirte que...¡es desarmante como la sonrisa de Lucas Falcón! incluso para mí que paso ya los veintitantos... que me he reído una barbaridad, que he llorado mucho comiendo croquetas y que ya tienes un puesto en mi top five. Porque, de verdad, nunca había sentido tal necesidad de decirle a alguien que me gusta lo que hace (hablando de trabajo, ya me entiendes).

En fin, felicitaciones y gracias. Gracias por escribirlo.

Ahora ya tengo que probar con el primero, Pomelo y limón.
Saludos!

La Oro dijo...

Carmen, cahis... La próxima vez me coordino contigo, porque no tengo nada que hacer frente a unos hijos exhibiendo sus dotes musicales. ¡Espero que fuera un éxito!
Gracias, Sam. Admiración mutua.
Begoña, gracias a ti por venir desde tan lejos y estar siempre tan cerca.

La Oro dijo...

Aby, ¡ya me gustaría que mis pomelos y mis croquetas estuvieran por México! Lamentablemente, de momento, creo que solo están disponibles las versiones digitales. :-(
¡¡Ani!! O más bien ¡¡¡¡Ani!!!! Porque menudo alegrón me he llevado con tu comentario. Un millón de gracias por escribirlo. Y claro que tengo tuiter. Lo que pasa es que en tuiter me hago la misteriosa, o la aristócrata. Soy... ejem... @granduquesa. Y será un placer seguirte. A las grandes duquesas, como a la Hepburn, nos pirran las vespas.