jueves, 6 de octubre de 2011

A Rubalcaba, que metió sus narices en mis asuntos


[Aviso: me acuesto con Rubalcaba cada noche, así que no pienso escribir esta carta con el tratamiento de usted.]
Querido Rubalcaba:
Se da la circunstancia de que, desde hace ya casi un año, mi hijo tiene un muñeco de peluche al que decidió unilateralmente llamar "Rubalcaba". "Hay que lavar a Rubalcaba", "qué suavecito es Rubalcaba" o "no puedo dormir sin Rubalcaba" son frases habituales en mi hogar. Se da además la casualidad de que mi padre, como tú, es químico. Dicho esto, comprenderás que te hable con cierta familiaridad y que te vea más como persona que como político (sí, a veces parecen categorías excluyentes).
Hoy te he visto en la prensa oliendo mi novela Pomelo y limón y te quería explicar algo: Rubalcaba, mi libro no huele. Hay otras cosas por las que podría interesarte. En él aparece una ministra, escoltas, una lucha por mantener la intimidad (de hecho, el libro es lo contrario de una campaña de publicidad; es una campaña de privacidad; aunque creo que ahora estás más en lo primero que en lo segundo, pero al tiempo). Y hay química, mucha química: oxitocina, dopamina... Amor, vaya. Y también hay una reflexión sobre el poder transformador de las palabras. "Los recuerdos están hechos de palabras, la vida está hecha de palabras. No puedes cambiar lo que te ha pasado, pero puedes escoger las palabras para contarlo", digo en Pomelo y limón. Mmh... Bien pensado, esto te puede resultar muy útil.
Y nada más. Que me hizo gracia verte metiendo las narices en mi libro, y verte así, en la propia foto, tan rodeado de fotógrafos. ¿Sabes? En el primer capítulo del libro que olisqueas, María, la protagonista, se siente acosada por los fotógrafos. "¿Por qué tienen que apuntarme con la cámara como si fuera un arma?", dice. "¿No ven que me siento encañonada? Me dan ganas de rendirme."
Hoy me he preguntado: ¿te darán ganas de rendirte a ti también?
Un cordial saludo de,
La Oro
PD: Si no te rindes, no olvides que has dicho que eres "un gran defensor de la industria editorial española y gran defensor de la lectura, especialmente en la educación”. ¡Y lo del IVA superreducido para el libro electrónico!

Escrito desde un Mac el día que murió Steve Jobs. Descanse en un lugar bello.
Fotografías de Eva Saiz y Javier Barbancho.

15 comentarios:

Juan Bauty dijo...

Anda que si ese señor sale elegido en las próximas elecciones, siempre podrás decir que "un presidente de gobierno olió un libro mío" :-P ¿cuántos pueden decir eso? bien pocos, seguro!. besicos
PD: adios Jobs, te recordaré por crear Pixar (lo de Apple, como usuario convencido de Microsoft que soy, ya me da más igual).

Mara Oliver dijo...

Jejeje, me ha encantado lo del peluche, huelga decir (una que es profe y ya se me cuela el termino por donde puede) que falta una descripción propia o una foto de Rubalcaba, XD

Rebeka dijo...

Como dicen por ahi arriba no todos los días busca un candidato a presidente del gobierno, el pomelo y el limón entre tus páginas!!xD

Unas fotos muy graciosas!!

Un saludo.

Alfredo Pérez Rubalcaba dijo...

Hola, soy Alfredo (para tu hijo Rubalcaba). Te debo una explicación por meter mis narices en tus asuntos. Buscaba mi infancia. Yo me eduqué con libros de la editorial SM. Y recuerdo que el primer día de curso olían de forma muy especial. Como sucede con las frutas, con los pomelos y con los limones, por ejemplo, los de ahora ya no huelen. A cambio de eso, son mejores y, sobre todo, se leen mucho más. Otro día te contaré mi teoría sobre los olores y la memoria. Entre tanto, compraré tu libro para pasar de olisquear a leer. Un beso para tu hijo y otro para mi, perdón, para el peluche.

Mai dijo...

Si ya lo decía yo... el mundo es un pañuelo.

Espero que el señor Pérez Rubalcaba, aunque esté en plena campaña, tenga un hueco para disfrutar de tu novela. Él y todos.

La Oro dijo...

Juan, Rebeka... ¡lo que no sucede todos los días es que un candidato a presidente comente en mi blog! (Y conste que vuestros comentarios me ilusionan igualmente.)
Mara, huelga decir que me encanta que seas profe.
Rubalcaba... Prepararé un té con magdalena para que me cuentes lo de los olores y la memoria. Besos dados. (Ha sido raro.)

La Oro dijo...

Mai, ¡gracias!

La Oro dijo...

Cuando empiezo a ponerme nerviosa por todo esto que ha pasado (y me refiero a esto:)
http://www.adn.es/politica/20111006/NWS-1274-Rubalcaba-peluche-tocayo-olfato-lleva.html
...voy al dormitorio de mi hijo y me digo: "es solo un muñeco".
¡Pero hoy el muñeco me ha dicho: "me debes un té"!

carlos virtual dijo...

Begoña: Estoy diciendo ¡jo! como la elefanta. Acabo de oírte en "la ventana" con la Nierga y Juan Carlos Ortega, que es como mi ídolo radiofónico. Una conversación divertidamente surrealista sobre un peluche. No sé qué le parecerá la fama al pequeño Rubalcaba.

Anónimo dijo...

Me ha gustado oirte en La Ventana.

Anónimo dijo...

ME ENCANTA QUE PODAMOS TENER A UN PRESIDENTE CERCANO, COMO TU...QUE NO SE OLVIDE DE NINGUN CIUDADANO, EN ESPECIAL EN LOS MENOS AFORTUNADOS EN ESTA VIDA...ES LO QUE ESPANA NECESITA...SIENTO NO PODER PONER LA (ENE DE ESPANA) PERO ESTOY EN UK, PERO ESTE MIERCOLES ME ACERCARE A LONDRES PARA PODER VOTARTE POR CORREO...JEJJEE
UN ABRAZO MUY FUERTE DE UN ALCORCONERO QUE SE TUVO QUE PERDER TU MITIN, PERO COMPANEROS Y AMIGOS ME DIJERON QUE ESTUVISTE GENIAL...ADEMAS DE HABERTE VISTO EN YOUTUBE EN ALGUN RESUMEN...
UN ABRAZOOOO

Unai dijo...

Sigo pensando que La Oro es tu hermana

Anónimo dijo...

¡Hola! Begoña,he tenido el placer de conocerte este lunes 10 cuando estuviste en el cole de mi hija en Ejea.Esperaba otra cosa,la sorpresa fue grata pues me encontre con una mujer divertida que hizo que la charla fuese muy amena y educativa .Espero volver a verte y ha escucharte, como he dicho antes fue un placer haberte conocido.Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Begoña, soy Lucía (la hija de Carlos) me lo he pasado muy bien leyendo tu blog. Yo cuando era pequeña, a mis muñecas, les ponía nombres como: Juana, Pepa... pero ya veo que las nuevas generaciones son más sofisticadas =)
Un beso,
Lucía.

David Guirao dijo...

Me encanto escucharte en la ventana el otro día, iba en el coche de regreso del cole de los enanos y me dije esta voz me suena... felicidades!!! Begoña

un beso
David Guirao