martes, 15 de marzo de 2011

¿Qué me pongo?

La semana que viene voy a una fiesta. Y no sé qué ponerme. Dudo entre el vestido gris o el vestido blanco con sus correspondientes zapatos (o, en el caso de la opción gris, sus correspondientes plastic dreams). Me encantan los asuntos baladís, incluso los baladíes. Pero este no lo es. En realidad, este es un asunto ético. Porque... una preguntita tonta: ¿tú no crees que la ética subsume la estética? Bueno, mejor que te convenza Teresa Andruetto. Ella escribió un artículo imprescindible donde habla de esto -de la estética y de la ética- relacionado con la literatura infantil. Lo puedes encontrar aquí. ¡Pero vuelve luego y vota por uno de los dos vestidos!
Y otro día recuérdame que hable de otro defensor de la ética de la estética del que soy fan: Sergio Fajardo.
PD: Si confieso que el vestido blanco es, recortado y customizado, el vestido con el que me casé, ¿se entiende mejor el carácter ético de mi duda estética?

9 comentarios:

carlos virtual dijo...

Begoña, voto por el customizado sin duda, con los zapatos y la chaqueta oscuros, of course. La adaptación es muy buena. No había caído en la vida anterior del vestido hasta que lo has contado. El concepto plastic dreams es muy atrayente, pero incluso antes de leer a la Andruetto encuentro más ética luego estética la opción b/n (black & white, quiero decir).

Que disfrutes la fiesta.

La Oro dijo...

¡Gracias, Carlos! De momento el vestido gris lleva 4 votos secretos y el vestido blancos, 2 votos (1 secreto y otro público, el tuyo). Veremos cómo evoluciona la cosa...

Mónica dijo...

Comentarios de la editorial: nos hemos reunido aquí, en mi ordenador unas cuantas compañeras y hemos decidido que el vestido gris aunque intenso y señorial resulta un poco clásico para una pelirroja recién acuñada. Es por eso que, aunque pensamos que con cualquier cosita estarás monísima y harás sombra a cualquiera que se te ponga por delante, triunfarás con el vestido blanco. Recomendación: los zapatos azules, eléctricos y modernos, son el acompañamiento que le da su contrapunto.

La Oro dijo...

¡Gracias participar, Mónica & Co.! Ahora ha escalado posiciones el vestido blanco y, entre votos secretos y públicos, la cosa está así:
vestido blanco, 7 votos (4 con zapatos azul klein, 3 con zapatos oscuros).
vestido gris, 6 votos.
Huelga decir que al final me pondré el que me dé la gana. Quizá uno rojo drapeado... ¿O mejor el negro de espalda escotada? ¡Ay!

jg dijo...

A mí me gustan todos. Quizá el que me guste menos sea el blanco y negro. En todo caso, creo que mañana descubriré cuál ha sido tu decisión.
Me acabo de enterar de que tienes web y de que has estrenado blog, así que corro al mío a informar del descubrimiento.

Mai dijo...

Es difícil pero, ¿sabes qué? Los zapatos azules son preciosos... sin duda el vestido blanco con esos ZAPATOS!!
Me encantan :)

La culpa de estar aquí es de Jorge :P

La Oro dijo...

Jorge, mil gracias, porque te gusten todos los vetidos, por descartar uno, por correr a cotillear lo de mi página en tu blog (me han encantado que me definas como amante y currante de la LIJ; sí, señor, esa soy yo) y por traerme de visita a gente como Mai.
Mai, ¡gracias! A mí también me encantan esos zapatos. Son un 39. Por si quieres que te los preste algún día.

jg dijo...

Aunque creo que te lo diré antes en persona, ¡¡¡enhorabuena!!! Qué alegría. Ahora entiendo mucho mejor "el carácter ético de tu duda estética"

Marta Gómez Mata dijo...

Mi voto va por el azul klein. Porque es de Niza (y la Oro es muy de la Riviera francesa), porque es artístico (y hoy es el día mundial de la poesía) y porque será el contrapunto perfecto tanto para el blanco como para el gris. Un consejo: un poquito de siesta y una copa de champán.