jueves, 13 de octubre de 2016

Yupi

Miren qué contenta estoy.
Ha estado cuatro días seguidos sin llover. Y aunque lloviera.
Aquí, en Dublín, los parques están preciosos, y sientes que los árboles se toman su tiempo, que se enorgullecen de su sonrojo o de su ictericia, que no tienen prisa por desnudarse y que el otoño será largo. Mejor así. Cada mañana recogemos castañas.
He vuelto a teatro y al teatro.
Nos abandonaron los piojos ¿definitivamente?
Mis Croquetas y wasaps han salido fritas publicadas en alemán, por la editorial dtv nada menos, la misma que publica a John Green, a Henning Mankell, a Raquel J. Palacio, a Kate DiCamillo. Y dice un tal Elmar Weihsmann, a quien desde aquí mando un beso, que es una auténtica perla. (También mando desde aquí besos y abrazos fortísimos a Katharina Diestelmeier, mi fantástica traductora, y a Carla Nagel, que hizo que el libro quedara así de bonito.)
En nuestra heladería han vuelto a hacer helado de Maltesers. Sí, llueve; sí, tomamos helado. Apostamos salvajemente por la felicidad y las manchas. Parecemos un anuncio de detergente.
Me han dado una noticia sobre mi niño del carrito que me muero por contar pero aún no me dejan.
Rasi, mi ardilla, ha conseguido volar. ¿O no? Y gracias a ella, sigo recibiendo papelitos que no merezco, solo que ahora por correo electrónico.
Estoy escribiendo cosas que me gustan. No siempre puedo decir lo mismo.
Y estoy esperando al cartero, que aquí llega en bicicleta, llueva o llueva, porque siempre llueve (menos estos cuatro días pasados), y él, que es igual que Pat el cartero, pero sin gato, me traerá a esta casa otra casa.
Y entonces volveré a escribir aquí para contárselo, porque ¿cómo iba a callarme todo esto?
Ah, sí, y otro motivo de alegría: el 4 de noviembre, si andan por Zaragoza, igual nos vemos. Espero poder repartirles entonces un poco de esta alegría porque casi me siento mal. (Qué mundo este en que da apuro mostrarse feliz.)
Besos.

En la imagen, de Helmut Newton: yo y Pantalones, el gato de mi hermana, después de recibir una llamada de una editora.

5 comentarios:

Mara Oliver dijo...

feliz, feliz, feliz de leerte y de leerte feliz!!! ^_^
tengo mucho sitio en la estantería esperando más de la Oro, así que a saltar y a tomar el té en el techo si hace falta y a darle a las teclas y que las cuarenteenagers como yo podamos también mandarte papelitos con todo el cariño :D
un abrazo superfuerte!!!


PD: blogger se chiva y estoy intrigada con lo de verdad o atrevimiento ;)

La Oro dijo...

Jajaja. Lo siento, me he quedado clavada con la PD, y partida de risa de mi propia candidez, y yo que me daba por no leída... De momento, la cosa sigue igual, o sea, parada por pura consideración.
¡Un abrazo muy muy fuerte! Espero que tú también estés feliz.
(Sigo riéndome.)

Ka Zet dijo...

Hi Begona Oro,
I found your visa card. Can you please contact me on: 0851682000. Kate

La Oro dijo...

OMG! This is so yupi!!!! I call you right now.

Ka Zet dijo...

Yoooopie!! I am glad I could help.
I called your bank but they were no help.
Anyway, see you later!